noticias

¿Sabías que una buena jornada de trabajo parte la noche anterior?

El teletrabajo o Homeoffice no es lo mismo que trabajar en el escritorio de tu oficina, tiene sus propias ventajas, dificultades y desafíos. Lo importante es establecer rutinas, adquirir nuevos hábitos que favorezcan la salud y la organización, ambas necesarias para un buen rendimiento laboral.

 

Un buen  desempeño laboral  depende de muchos factores como la preparación profesional para el cargo, la experiencia previa y organización, pero también de hábitos que tienen relación con tu salud y descanso.

El éxito comienza la noche anterior

Se ha vuelto muy común pasar por alto la importancia de una buena noche de descanso y muchos desconocen los nocivos efectos de dormir poco, ya que según los expertos, tiene directa relación con el sobrepeso, la elevada producción de cortisol, la hormona del estrés, la dificultad para concentrarse y mal humor,  entre otros. 

No importa si trabajas en casa u oficina, es importante dormir entre 7 y 8 horas, ya que en ese momento el cerebro se encarga de deshacerse de los desechos metabólicos del día, es como una cura física, psíquica y emocional.

Pero algo muy importante es la influencia que tiene sobre nuestro desempeño laboral. Al soñar desaparecen las limitaciones de la realidad y la creatividad surge libre, encontrando nuevos caminos de resolución de problemas.

Por otro lado, ya a finales del siglo XIX, el psicólogo alemán, Hermann Ebbinghaus, propuso que dormir servía para consolidar lo que habíamos aprendido durante el día y nos preparaba para el siguiente. 

Por eso es recomendable evitar los dispositivos electrónicos 30 minutos antes de dormir y evitar el consumo de alimentos pesados o estimulantes como el azúcar, café y alcohol.

Mente sana en cuerpo sano

Muchos han debido adaptar su jornada laboral desde trabajar en casa y la tentación de dormir un poco más por las mañanas es bastante fuerte. Pero tener una rutina saludable es esencial. Los expertos recomiendan mantener lo más posible los horarios que se tenían cuando se iba a la oficina, por eso es recomendable levantarse a la misma hora y aprovechar el tiempo que se ocupaba en llegar al trabajo en hacer una rutina de ejercicio. La actividad física te ayudará a despertar, liberar la ansiedad, activar la circulación y con ello el transporte de oxígeno a tus músculos y cerebro.

Ya estás sentado en tu escritorio

Aquí hay dos puntos importantes, el primero es buscar la luz natural. Ideal es posicionar el escritorio de trabajo cerca de una ventana, pero cuidando que no produzca un reflejo molesto en la pantalla del computador.

Lo segundo tiene relación con la organización de las tareas. Se recomienda realizar una lista de pendientes y clasificarlos según su importancia o urgencia. Lo mejor es privilegiar labores importantes, así siempre estarás en control, las cumplirás en los plazos establecidos y nunca se convertirán en urgentes.

Desconexión digital

Sabemos que las películas, las maratones de series y las redes sociales están a la vuelta de la esquina, pero los ojos y el cerebro necesitan un descanso y desconexión. Por eso, al terminar la jornada laboral, es bueno apagar el computador y realizar otro tipo de actividad como leer, hacer ejercicio, manualidad o hobby,  algo que  nos desconecte del anterior estado laboral.

 

 

noticias relacionadas


Foto Nota_22jul3.png

¿Sabes cómo trabajar cuando tus hijos están en casa?

L¿Sabes cómo trabajar cuando tus hijos están en casa?

leer más
c452f258eaa73f65462bdc731319158441205b12.jpg

¿Por qué es importante mantener una buena postura al trabajar?

L¿Por qué es importante mantener una buena postura al trabajar?

leer más
Fotos_sección_noticias_ECR-3.png

5 Claves para un teletrabajo exitoso

L5 Claves para un teletrabajo exitoso

leer más